MEDICINA STOCOLOGICA
Imagen
MEDICINA STOCOLOGICA
Productos
MEDICINA STOCOLOGICA
Medicina Stocológica

¿QUE ES LA MEDICINA STOCOLOGICA?

Medicina Stocológica o Stocología es la rama de la Medicina Natural basada en los principios de bio-electro-magnetismo del cuerpo humano y seoc (sonidos estimulantes de ondas cerebrales).
Esta disciplina es resultados de las más avanzadas investigaciones y descubrimientos de la Física Cuántica
El fundamento de esta disciplina es la restauración de los electro-bio-conductores comunicacionales entre el cerebro y el resto del organismo humano
Su nombre esta formado por dos palabras compuestas: Stoco y logía. Stoco son las siglas de la abreviación de su nombre propiamente dicho: Stoco (SISTEMA DE TRANSFERENCIA DE ONDAS CEREBRALES ORGANIZADAS) y logía del griego: LOGOS O TRATADO.

Podemos señalar que la Stocología es una disciplina enfocada al ámbito de la salud y que aplicas técnicas naturales para el diagnóstico y tratamiento de las dolencias del ser humano entendido éste como un conjunto de puntos energéticos bio-eléctricos que deben mantenerse eficazmente interconectados para poder gozar de un buen estado de salud libre de enfermedades.
Se basa nuestra disciplina partiendo del principio que nuestro organismo es controlado por impulsos eléctricos que son emanados o dirigidos desde el cerebro con la finalidad de mantener al organismo en constante armonía consigo mismo y con el medio ambiente que lo rodea.

Cabe en este punto hacer una breve referencia de como funciona nuestro cerebro en este aspecto y cuales son los mecanismos que éste utiliza para transmitir sus ordenes de control y mantenimiento de las distintas partes del organismo.
El cerebro


Esta maravillosa máquina encerrada en el cráneo tiene la misma estructura general que los cerebros de otros mamíferos, pero es más de tres veces mayor que el cerebro de otros mamíferos con un tamaño corporal proporcionalmente equivalente. La mayor parte la constituye la corteza cerebral, una capa de tejido neuronal plegado que cubre la superficie del pro encéfalo. Especialmente amplios son los lóbulos frontales, que están asociados con funciones ejecutivas, tales como el autocontrol, la planificación, el razonamiento y el pensamiento abstracto.

La parte del cerebro asociada a la visión está también muy agrandada en los seres humanos.
El cerebro humano ejerce una gran cantidad de tareas, de manera general se puede afirmar que se encarga tanto de regular y mantener las funciones del cuerpo como de ser el órgano donde reside la mente y la conciencia del individuo.

La parte frontal es el centro que determina el razonamiento, las emociones y la personalidad; el hemisferio izquierdo está conectado directamente con el lado derecho del cuerpo, controlando los movimientos de este y siendo determinante en el lenguaje, las matemáticas y lalógica; a su vez el hemisferio derecho es quien controla la parte izquierda del cuerpo y se encarga de las facultades mentales expresivas y artísticas.

El tallo encefálico controla las funciones del organismo en general y el centro del sentido de la visión se encuentra en la parte posterior de cerebro.
El cerebro controla y regula las acciones y reacciones del cuerpo. Recibe continuamente información sensorial, rápidamente analiza estos datos y luego responde, controlando las acciones y funciones corporales.

Eltronco encefálico controla la respiración, el ritmo cardíaco, y otros procesos autónomos. El neocórtex es el centro del pensamiento de orden superior, del aprendizaje y de la memoria. El cerebelo es responsable del equilibrio corporal, coordinando la postura y el movimiento.

¿COMO SE COMUNICA EL CEREBRO CON EL RESTO DEL ORGANISMO?

El hipotálamo está formado por un conjunto pequeño de células cerebrales. Aparentemente, este órgano es el que registra la información sobre las condiciones en que se encuentra el cuerpo y el principal coordinador de las relaciones entre el sistema nervioso y el endocrino; puede considerársele, por lo tanto, como el intermediario entre el cerebro y el resto del organismo, el mecanismo con que cuentan para comunicarse uno con otro.

Los mensajes que llegan o parten del cerebro pasan por el hipotálamo, que "toma nota" no solamente de las sensaciones de las que estamos conscientes, como la belleza de una puesta de sol, la picadura de una abeja o la delicia de un aroma, sino también de la información que no llega a la conciencia, como el nivel de hormonas en el torrente sanguíneo o la concentración de nutrientes en los tejidos.

Para responder a los mensajes que recibe sobre las condiciones internas del organismo, el hipotálamo se vale muchas veces de la hipófisis, una glándula endocrina suspendida por debajo de él con la que se comunica a través de las hormonas que produce o por medio de impulsos nerviosos. La hipófisis responde a las órdenes del hipotálamo segregando sus propias hormonas, que se vierten a la sangre y llevan el mensaje a los diversos tejidos, incluso a otras muchas glándulas endocrinas.

Cuando el hipotálamo recibe la información de los ajustes fisiológicos que han hecho las hormonas siguiendo sus órdenes, el circuito se cierra.

A pesar de la importancia del hipotálamo, la comunicación entre el cerebro y el resto del organismo puede hacerse sin su intervención. En casos de emergencia, el sistema simpático se encarga de estimular directamente a las glándulas suprarrenales para hacerlas segregar adrenalina y noradrenalina, y él mismo descarga sustancias similares a través de las terminaciones nerviosas.

La función biológica más importante que realiza el cerebro es administrar los recursos energéticos de los que dispone el animal para fomentar comportamientos basados en la economía de su supervivencia. En base a esto emergen comportamientos que promueven, lo que nosotros denominamos 'bienestar', pero que el animal sencillamente observa como la acción menos costosa que le permite continuar viviendo su presente.

El cerebro humano, se caracteriza por el desarrollo de lo que se llama "córtex cerebral", que es la parte más exterior del encéfalo, y que tiene una textura rugosa y un aspecto parecido al de la mitad de una nuez.

Gracias al córtex, tenemos pensamiento abstracto, creencias y capacidad de previsión de futuro, entre otras cosas.
Desde el punto de vista del sistema nervioso, es precisamente el córtex cerebral el que diferencia a la especie humana del resto de los animales.
En segundo lugar, debemos apreciar que nuestro cerebro funciona básicamente con energía bio-químico-eléctrica.
Aunque la potencia de la electricidad que manejan nuestras neuronas es baja (se mide en mili voltios), dicha potencia le es suficiente para procesar, manejar, distribuir y usar grandes cantidades de información y generar un número de respuestas prácticamente infinito.
Así que al usar micro-electricidad, podemos concluir que el cerebro es una máquina de bajas frecuencias.

Asimismo, donde hay electricidad, hay electromagnetismo, y donde hay electromagnetismo, hay frecuencias que se emiten hacia el exterior, o que se reciben de él.

Esto significa que nuestro cerebro, aparte de procesar la información que le viene dada por los sentidos, es capaz de emitir o recibir información extra-sensorial, vía "ondas electromagnéticas", similares a las frecuencias de una emisora-receptora de radio, o sea que nuestro cerebro, puede actuar en cierta medida como una estación de radio.


DESCUBRIMIENTO DE LAS ONDAS CEREBRALES

La investigación en el campo de la consciencia, parte desde los años 1920 iniciadas por el científico alemán Hans Berger, quien, en la década de 1920, descubrió las ondas cerebrales y su relación con diferentes estados de consciencia.

Gracias al trabajo de este científico, ahora sabemos que el cerebro emite tenues impulsos eléctricos, que pueden ser medidos en micro volts, mediante un EEG. C, los investigadores aplican un número determinado de electrodos al cuero cabelludo de los sujetos sometidos a examen, y los conectan al EEG, que no es mas que amplificador que aumenta los pequeños potenciales eléctricos hasta diez millones de veces y cuyos resultados son representados o impresos en un diagrama
Los primeros tipos de frecuencia que se descubrieron fueron las alpha y las theta, estudios que fueron completados posteriormente con el descubrimiento de las ondas delta, beta y RAM-alta.

Cada tipo de onda, se traduce en un estado psico-neuro-fisiológico diferente. Es decir, nuestra mente, nuestro cuerpo y nuestra actividad física y fisiológica, es completamente diferente en cada uno de estos estados o frecuencias; el cerebro desempeña funciones específicas en cada uno de ellos, de manera que, dependiendo del nivel de las ondas cerebrales en que se encuentra el cerebro, nos resulta posible desempeñar plenamente ciertas funciones como sería el sueño, la concentración o la profunda meditación, entre otras.
Estas ondas cerebrales también pueden ser inducidas a voluntad por equipos especializados como el, Stocógrafo, conduciendo al cerebro a estados de ondas delta, theta, alpha o beta según se requiera.

Las ondas enviadas por el Stocógrafo mediante “SEOS” armonizan su ritmo con las del cerebro, permitiendo reproducir a voluntad los estados mentales que son similares a las diversas ondas emitidas por el cerebro humano.

Anteriormente se creía que el estado Beta era el ideal para aprender; pero nuevos descubrimientos han demostrado que el estado ALFA es el mejor para aprendizaje y grabar nueva información en el subconsciente.
He aquí la respuesta a nuestra pregunta original. El mejor momento para realizar visualizaciones es justo antes y después de dormir, porque se pasa por el estado ALFA. De esa manera, las imágenes que creamos al visualizar penetran de mejor forma en nuestra mente subconsciente, lo que permitirá que se manifiesten más fácilmente.
Onda cerebral es la actividad eléctrica producida por el cerebro.

Estas ondas pueden ser detectadas mediante el electroencefalógrafo y se clasifican en:

Ondas alpha
Las ondas alpha son oscilaciones electromagnéticas en el rango de frecuencias de 8-12 Hz que surgen de la actividad eléctrica sincrónica y coherente de las células cerebrales de la zona del tálamo. También son llamadas «Ondas de Berger», en memoria de Hans Berger, el primer investigador que aplicó la electroencefalografía a seres humanos.
Las ondas alfa son comúnmente detectadas usando un electroencefalograma (EEG) o un magnetoencefalograma (MEG), y se originan sobre todo en el lóbulo occipital durante periodos de relajación, con los ojos cerrados, pero todavía despierto. Estas ondas se atenúan al abrirse los ojos y con la somnolencia y el sueño. Se piensa que representan la actividad de la corteza visual en un estado de reposo.
Una onda similar a las alfa, llamada mu (μ) es a veces observada sobre la corteza motora y se atenúa con el movimiento o incluso con la intención de moverse

Ondas beta
Las ondas Beta son oscilaciones electromagnéticas en el rango más alto de frecuencia que se detectan en el cerebro humano a través de un electroencefalograma. Están asociadas con etapas de sueño nulo, donde se está despierto y consciente y las ondas son mas frecuentes en comparación con las ondas delta, alfa y theta.

Ondas delta
Las ondas delta son oscilaciones son el resultado de la representación de la actividad cerebral frente al tiempo, estas dada su naturaleza presentan una periodicidad, su rango de frecuencias es de 1-3 Hz. Estas son detectadas en el cerebro humano a través de un electroencefalograma. Normalmente están asociadas con etapas de sueño profundo.
En la actividad cerebral, estas ondas se presentan en las etapas tres y cuatro, en casos de daño cerebral y coma. Las ondas delta se presentan en sueño profundo sin soñar y no están presentes en las otras etapas del sueño (1,2 y de movimiento rápido de ojos).

Ondas Theta
Con una frecuencia de 4-7 Hz., se producen durante el sueño (o en meditación profunda, entrenamiento autógeno, yoga...), mientras actúan las formaciones del subconsciente. Las características de este estado son: memoria plástica, mayor capacidad de aprendizaje, fantasía, imaginación e inspiración creativa.

Ondas gamma
Las ondas gamma son un patrón de oscilación neuronal que tiene lugar en los seres humanos, cuya frecuencia oscila entre los 25 y los 100 Hz,1 aunque su presentación más habitual es a 40 Hz.2 Se ha teorizado que las ondas gamma podrían estar implicadas en el proceso de percepción consciente,3 4 5 pero no hay acuerdo unánime al respecto.

Las ondas gamma fueron desconocidas hasta el desarrollo de la electroencefalografía digital, dado que las limitaciones de la electroencefalografía analógica solamente permitían medir y registrar ritmos más lentos que 25 Hz (esto es, de menos hercios).1 Uno de los primeros informes al respecto procede de un estudio con monos del año 1964, en el que se realizaron grabaciones de la actividad eléctrica de unos electrodos implantados en la corteza visual

La investigación en el campo de la consciencia, parte desde los años 1920 iniciadas por el científico alemán Hans Berger, quien, en la década de 1920, descubrió las ondas cerebrales y su relación con diferentes estados de consciencia.

Gracias al trabajo de este científico, ahora sabemos que el cerebro emite tenues impulsos eléctricos, que pueden ser medidos en micro volts, mediante un EEG.Los investigadores aplican un número determinado de electrodos al cuero cabelludo de los sujetos sometidos a examen, y los conectan al EEG, que no es mas que amplificador que aumenta los pequeños potenciales eléctricos hasta diez millones de veces y cuyos resultados son representados o impresos en un diagrama
Los primeros tipos de frecuencia que se descubrieron fueron las alpha y las theta, estudios que fueron completados posteriormente con el descubrimiento de las ondas delta, beta y RAM-alta.

Cada tipo de onda, se traduce en un estado psico-neuro-fisiológico diferente. Es decir, nuestra mente, nuestro cuerpo y nuestra actividad física y fisiológica, es completamente diferente en cada uno de estos estados o frecuencias; el cerebro desempeña funciones específicas en cada uno de ellos, de manera que, dependiendo del nivel de las ondas cerebrales en que se encuentra el cerebro, nos resulta posible desempeñar plenamente ciertas funciones como sería el sueño, la concentración o la profunda meditación, entre otras.

Estas ondas cerebrales también pueden ser inducidas a voluntad por equipos especializados como el, Stocógrafo, conduciendo al cerebro a estados de ondas delta, theta, alpha o beta según se requiera.

Las ondas enviadas por el Stocógrafo mediante “SEOS” armonizan su ritmo con las del cerebro, permitiendo reproducir a voluntad los estados mentales que son similares a las diversas ondas emitidas por el cerebro humano.

Anteriormente se creía que el estado Beta era el ideal para aprender; pero nuevos descubrimientos han demostrado que el estado ALFA es el mejor para aprendizaje y grabar nueva información en el subconsciente. He aquí la respuesta a nuestra pregunta original. El mejor momento para realizar visualizaciones es justo antes y después de dormir, porque se pasa por el estado ALFA. De esa manera, las imágenes que creamos al visualizar penetran de mejor forma en nuestra mente subconsciente, lo que permitirá que se manifiesten más fácilmente.

Ahora bien ¿como interviene la STOCOLOGIA como medicina alternativa en los procesos de diagnostico y terapia Stocológica?

¿Que mecanismos y recursos utiliza para desarrollar su labor?

¿Cual es el concepto de enfermedad según la STOCOLOGIA?

¿Por qué enferma el organismo?

En principio tenemos que definir el concepto de enfermedad según la Stocología para poder entender la función y el alcance de esta disciplina en el área de la salud

Entendemos por enfermedad el desfase bio-eléctrico en un ser vivo el cual produce un estado de anomalías físicas y/o psicológicas, que no pueden ser corregidas por los mecanismos normales de regulación del organismo, produciendo en este un estado de alerta o malestar indeseable.

Este concepto de enfermedad nos indica, en primer lugar, que el organismo esta interconectado por circuitos eléctricos que funcionan como intercomunicadores entre el cerebro y el resto del organismo.

En segundo lugar nos está indicando que cuando se rompe esta interrelación se produce la enfermedad o síntoma de la enfermedad. Veamos un ejemplo de lo dicho:
Sabemos que una de las funciones principales de cerebro es controlar dirigir y mantener al organismo en armonía, esto es, libre de enfermedades, este control y fiscalización lo desarrolla el cerebro mediante comunicación fluida y constantes a través de los bio-electo-conductores de los cuales forman parte, el sistema nervioso, las células y otros componentes formando un sistema que denominaremos energía bio-química-eléctrica (EBQE).

De lo dicho podemos deducir que el principio básico de la teoría es que el organismo se mantenga equilibradamente interconectado para poder mantenerse sano constantemente.

Pero que pasa, ¿porque se producen los desequilibrios o desfases que originan los síntomas y posteriormente la enfermedad?, ¿porque el cerebro pierde en algunos casos la cualidad de controlar y mantener sano al organismo?

Como ejemplo diremos lo siguiente: Cuando el cerebro está en constante comunicación con el resto del cuerpo éste se mantiene sano, lo que implica que si en algún momento el cerebro no pudiera comunicarse con alguna parte del organismo este presentará inmediatamente un síntoma o un malestar indeseable producto de alguna enfermedad.

¿Cuando se rompe esta correlación de comunicación entre cerebro y resto del organismo?
Se rompe precisamente cuando el cerebro no tiene la posibilidad de comunicación con esa parte corporal, esto debido a alguna lesión interna o externa que seas capaz de interrumpir esta comunicación. Supongamos que recibimos un golpe en la mano, inmediatamente vemos que ésta se inflama y produce dolor, el dolor es para comunicarle al cerebro el evento que acaba de suceder parea que éste mande el ”remedio” que aliviará o sanará la lesión, pero supongamos que debido al golpe o contusión se bloqueo la intercomunicación entre mano y cerebro y los mensajes del cerebro no pueden llegar al sitio lesionado, en este caso la mano no recibirá el mensaje transmitido por el cerebro, entonces se produce lo que llamaremos energía bloqueada o congestionada que al no poder llegar con el mensaje reparador al sitio específico va a producir el malestar indeseado en el órgano lesionado.

Ahora vamos a suponer que la causa de la lesión no es exógena o sea, no se produce por un golpe externo, supongamos que células en el interior del organismo comienzan a comportarse de una manera anormal, produciendo también una inflamación en el órgano o periferia del órgano ocasionando también energía bloqueada o congestionada, en este caso también se va a iniciar la aparición de un síntoma muy imperceptible al principio pero que posiblemente con el tiempo ve a degenerar en una enfermedad.

“TODA ENFERMEDAD COMIENZA CON UNA ALTERACION DEL CUERPO DE ENERGIA”

Mecanismos y recursos que aporta la Stocología en el ámbito de la salud

La Stocología interviene mediante el diagnostico y la terapia, utilizando novedosos y avanzados equipos tecnológicos los cuales permiten un completo análisis de todas las funciones del organismo con la finalidad de determinar el estado de los mismos y si éstos requieren de una posterior atención terapéutica.

La medicina Stocológica dispone de sus propios equipos diseñados y producidos por profesionales altamente calificados bajo la dirección y supervisión del Dr. Figueroa González creador de la medicina Stocológica, que garantizan una mayor seguridad y confiabilidad en los resultados finales.

En este punto hablaremos del STOCOGRAFO.
Que es el STOCOGRAFO?
Es un equipo de evaluación, diagnóstico y terapias, basado en los últimos descabritemos de la física cuántica y medicina bio-eléctrica el cual utiliza la resonancia magnética con el fin de analizar y diagnosticar posible anomalías en el organismo humano.

El Stocógrafo fue diseñado por el Doctor Figueroa González en el año 1975 y el cual es actualizado constantemente para adaptarlo a las últimas innovaciones en materia de medicina cuántica bio-eléctrica.

Según la medicina cuántica Bio-eléctrica, aplicada a la Stocología, todos los sistemas vivos(animal o vegetal) están regidos por ondas electromagnéticas cuya frecuencia puede ser medida. Unas de razones fundamentales por la cual nuestro cuerpo se enferma, radica en la ruptura de la intercomunicación entre el órgano rector (cerebro) y el resto del organismo lo que causa cambios en el material constitutivo del átomo en las células y por consiguiente en los órganos. Esta comunicación entre el cerebro y organismo se efectúa a través de ondas o impulsos eléctricos. Las diferentes frecuencias o períodos oscilatorios de espacio-tiempo, tienen en estas ondas una amplitud y velocidad establecida.

Un cambio inusual en la transmisión y recepción de estas ondas indicaría la presencia de un evento anómalo u enfermedad.

Este equipo tiene como característica principal el análisis completo de las funciones del organismo humano con la finalidad de lograr un diagnostico general preciso y poder así aplicar las terapias de medicina alternativa a que hubiere lugar buscado con esto la mayo probabilidad de los resultados positivos en la sanación del individuo.

El STOCOGTRAFO es un equipo 100% no invasivo, indoloro, sin radiaciones, por tal razón no podría, bajo ninguna circunstancia, producir daños en la persona tratada. Simple y muy práctico con el cual se puede disponer de un resultado fiable en pocos minutos

Mediante la aplicación de electrodos especiales se analizan y recogen los datos necesarios que requiere el naturopata o terapeuta natural sin necesidad de radiografías, exámenes de sangre, orina o tactos de cualquier tipo.

De este análisis preliminar o diagnostico resultante se decide el tratamiento específico, si lo hubiere, mediante el mismo Stocógrafo esto se logra recogiendo las ondas cerebrales mediante electrodos que son colocados en el cráneo específicamente en el cuero cabelludo del individuo para que luego estos sean transmitidos mediante otros electrodos a la parte afectada identificada mediante el análisis preliminar

El creador y padre de la medicina Stocológica diseño el Stocógrafo a partir del principio de que si los impulsos eléctricos emitidos por el cerebro no pueden llegar al órgano afectado, estos impulsos pueden ser trasmitidos de forma indirecta a través de dispositivos especiales contenidos en el Stocógrafo.

¿Como se logra esto?
Lo diremos con un ejemplo, suponga que usted va a encender su coche y encuentra que éste no arranca porque su acumulador o batería esta agotada, pero usted sabe que aun así puede encender su coche mediante el auxilio de otro acumulador o batería, usted conecta unos cables auxiliares de la segunda batería a la batería de su carro y enciende el coche, luego seguramente la batería de su coche se seguirá cargando y posiblemente desaparece el evento.

De igual forma funciona el Stocógrafo ( equipo de transferencia de ondas cerebrales organizadas) cuando un órgano enferma por causa de no poder recibir los mensajes u ordenes reparadoras del cerebro entonces colocamos al paciente en un diván le colocamos los electrodos del Stocógrafo en la parte del cráneo para recibir estas ondas que contienen las ordenes de reparación y mediante otros electrodos llevamos estas ordenes al órgano lesionado y esto se repite hasta que la parte afectada deponga la energía bloqueada sustituyéndola por corriente fluida la cual seguirá infiriendo en forma natural sobre el lesionado órgano

.¿Porque decimos que son ondas cerebrales organizadas? porque tenemos obligatoriamente que conseguir ondas con las frecuencias correctas para poder aplicar con éxito al órgano tratado, no sirve cualquier tipo de ondas emitidas por el cerebro estas tienen que ser analizadas seleccionadas y organizadas por el Stocógrafo para poderla aplicar con éxito a nuestro paciente.

El Stocógrafo para organizar estas ondas cerebrales que llamaríamos primarias o de observación aplica conjuntamente el sistema “Stoco” (sistema de transferencia de ondas cerebrales organizadas) conjuntamente con el “seoc” (sonidos estimulantes de ondas cerebrales)
Como se dijo antes, el Stocógrafo es un sistema totalmente inocuo, no invasivo, no agresivo muy rápido, la sesiones suelen durar entre 10 y 15 minutos, el alivio o bienestar es inmediato, se suele experimentar desde la primera sesión.
Otro aspecto importante del Stocógrafo es que va registrando automáticamente en su memoria mediante un programa específico el curso y evolución de la patología tratada a cada paciente en particular, esto se hace de forma automática mediante los datos aportados a la memoria del equipo lo cuan garantiza una mayor seguridad en los resultados ya que nada depende de la memoria del médico naturista o naturopata, esto es un gran aporte de los avances tecnológicos en cuanto física cuántica aplicados a la medicina natural, ya nada queda al azar todo es debidamente confrontado mediante el archivo permanente que guarda el equipo de cada paciente

El Stocógrafo garantiza una mejor medicina preventiva o Predicción sin síntomas: en el organismo frecuentemente se están produciendo cambios y anomalías que en un principio son imperceptibles, pero que con el correr del tiempo degeneran en enfermedades agudas , crónicas o incurables , mediante la stocografía se pueden visualizar estos imperceptibles cambios y determinar la posibilidad de enfermedades en un futuro, o sea, podemos darnos cuenta si somos propensos a sufrir de determinada enfermedad en un futuro y prevenirlas, esto debido al análisis de nuestro sistema celular el cual podrá servirnos de avisos anticipados de futuras anomalías. Con sólo la alteracio de algún grupo de célula , el Stocógrafo puede analizar y percibir los cambios en las células y predecir el precursor de la enfermedad.

Ejecutando terapias de control de la salud al disponer de esta información del Stocografo se podrá prevenir eficazmente las diversas enfermedades crónicas.

Mediante el Stocógrafo podemos obtener el análisis de los siguientes sistemas del organismo humano:
+Cardiovasculares y Cerebrovasculares: Cristal de Colesterol- Resistencia Vascular- Elasticidad de Arteria Coronaria- Presión de Perfusión Coronaria, etc.

+Función Gastrointestinal: Peristalsis Gástrica- Peristalsis del Intestino Delgado- Absorción del Intestino Delgado, etc.

+Función Hepática: Metabolismo de las proteínas - Desintoxicación- Secreción de Bilis-Hígado graso, etc.

+Función de la Vesícula Biliar: Seroglobulina- Bilirrubina- Fosfatasa Alcalina- Ácidos Biliares Totales Séricos, etc.

+Función Pancreática: Insulina- Polipéptido - Glucagón, etc.

+Función Renal: Actividad Lisozima- Proteína en Orina- Ácido Úrico- Nitrógeno en Urea, etc.

+Función Pulmonar: Capacidad Pulmonar Total- Resistencia de las Vías Aéreas- Oxígeno Arterial, etc.

+Nervio Cerebral: Suministro Sanguíneo al Tejido Cerebral- Arterioesclerosis Cerebral- I. de Emoción- I. de Memoria, etc.

+Densidad Mineral Ósea: Pérdida de Calcio- Hiperplasia Ósea- Grado de Osteoporosis, Reumatismo, etc.

+Toxina Humana: Presencia de Metales Pesados- Radiación Electromagnética- Nicotina- Pesticidas Tóxicos, etc.

+Oligoelementos: Cantidad de Calcio, Zinc, Fierro, Vitaminas A - C - E - K - B1 - B2 - B3 - B6 - B12 - D3- Ácido fólico.

+Sistema Endocrino: Secreción de las Glándulas Tiroides-Paratiroides-Suprarrenales, Pituitaria, Pineal, Timo.

+Sistema Inmunológico: Estado de los Ganglios linfáticos, Amígdalas, Médula ósea, Bazo, Respiratorio Gastrointestinal.

+Piel: Índice de Colágeno, Elasticidad, inmunidad, etc.

+Genitales, próstatas, enfermedades Oseas, sistema inmunológico, alergias, coenzimas, otros elementos humanos

RELACION DE LA MEDICINA STOCOLOGICA CON OTRAS DISCIPLINAS DE LA SALUD
En principio queremos resaltar que nuestra disciplina no es antagónica, somos profundos convencidos que todas las disciplinas enfocadas al área de la salud se pueden complementar, no existe ninguna ciencia de la salud que sea dueña de la verdad absoluta, tampoco existe la medicina que pueda sanar o curar todos los males.
La medicina convencional tiene sus ventajas (Acción efectiva en algunas emergencias en forma rápida) y desventajas (efectos colaterales en la gran mayoría de los fármacos) aun así, pensamos que debemos unir todas aquellas metodologías que puedan servir efectivamente para sanar al individuo el cual debe ser el fin ultimo de toda medicina.

Debemos estar conscientes de que es posible una nueva forma de vivir y que la medicina es el campo que más debe estar dispuesta a adaptarse a los cambios que sobrevienen a causa de los adelantos científicos y que puedan aprovecharse para bien de la humanidad.

Nuestro deber es divulgar los nuevos aportes y oportunidades que ofrece la Stocología, que puede ser efectivamente aprovechada en beneficio del individuo
Es responsabilidad de todo individuo consultar a un especialista para tomar cualquier decisión con respecto a sus requerimientos de atención médica, como también es responsabilidad de cada persona el mantenimiento de su salud.

Las personas deberían informar siempre a sus médicos de que están usando medicina alternativa ya que esta comprobado que algunos tratamientos alternativos pueden interferir con los tratamientos tradicionales. Un ejemplo es la combinación de quimioterapia y la toma de altas dosis de vitamina C, que puede dañar gravemente los riñones.

Nuestro compromiso es con la Humanidad, para ella trabajamos constantemente, siempre estaremos dispuestos a bridar capacitación a toda persona que tenga interés en la medicina Stocológica.

La capacitación es posible, pero debemos ser responsable a la hora de capacitar a alguna persona ya que se deben observar ciertos requisito que son necesarios para que se pueda formar un buen Tocólogo.

En principio, las puertas están abiertas para todas aquellas persona que deseen capacitarse con la finalidad de llevar a la practica esta interesante disciplina.

Para cualquier sugerencia puedes escribir al correo: stocologia@gmail.com


LA STOCOLOGIA Y LA FISICA CUANTICA

Mediante la física cuántica podemos aliviar y sanar nuestros eventos de desequilibrio bio-energéticos
La física cuántica aplicada a las funciones bio-eléctricas del cerebro
Durante décadas, los poderes de la mente han sido cuestiones asociadas al mundo “esotérico”. La mayor parte de la gente desconoce que la mecánica cuántica, es decir, el modelo teórico y práctico dominante hoy día en el ámbito de la ciencia, ha demostrado la interrelación entre el pensamiento y la realidad. Que cuando creemos que podemos, en realidad, podemos.
Sorprendentes experimentos en los laboratorios más adelantados del mundo corroboran esta creencia.

El estudio sobre el cerebro ha avanzado mucho en las últimas décadas mediante las “tomografías”. Conectando electrodos a este órgano, se determina donde se produce cada una de las actividades de la mente. La fórmula es bien sencilla: se mide la actividad eléctrica mientras se produce una actividad mental, ya sea racional, como emocional, espiritual o sentimental y así se sabe a qué área corresponde esa facultad.
Estos experimentos en neurología han comprobado algo aparentemente descabellado: cuando vemos un determinado objeto aparece actividad en ciertas partes de nuestro cerebro, pero cuando se exhorta al sujeto a que cierre los ojos y lo imagine, la actividad cerebral es ¡idéntica! Entonces, si el cerebro refleja la misma actividad cuando “ve” que cuando “siente”, llega la gran pregunta: ¿cuál es la Realidad?
La respuesta es que el cerebro no hace diferencias entre lo que ve y lo que imagina porque las mismas redes neuronales están implicadas; para el cerebro, es tan real lo que ve como lo que siente”, afirma el bioquímico y doctor en medicina quiropráctica, Joe Dispenza en el libro “¿y tú qué sabes?”. En otras palabras, que podemos fabricar nuestra realidad según la forma en que procesamos nuestras experiencias, es decir, mediante nuestras emociones.

El doctor cerebro

En un pequeño órgano llamado hipotálamo se fabrican las respuestas emocionales. Allí, en nuestro cerebro, se encuentra la mayor farmacia que existe, donde se crean unas partículas llamadas “péptidos”, pequeñas secuencias de aminoácidos que, combinadas, crean las neurohormonas o neuropéptidos. Ellas son las responsables de las emociones que sentimos diariamente. Según John Hagelin, profesor de física y director del Instituto para la ciencia, la tecnología y la política pública de la Universidad Maharishi, dedicado al desarrollo de teorías del campo unificado cuántico: “hay química para la rabia, para la felicidad, para el sufrimiento, la envidia…”
En el momento en que sentimos una determinada emoción, el hipotálamo descarga esos péptidos, liberándolos a través de la glándula pituitaria hasta la sangre, que conectará con las células que tienen esos receptores en el exterior. El cerebro actúa como una tormenta que descarga los pensamientos a través de la fisura sináptica.

Nadie ha visto nunca un pensamiento, ni siquiera en los más avanzados laboratorios, pero lo que sí se ve es la tormenta eléctrica que provoca cada mentalismo, conectando las neuronas a través de las “fisuras sinápticas”.

Cada célula tiene miles de receptores rodeando su superficie, como abriéndose a esas experiencias emocionales. Candance Pert, poseedora de patentes sobre péptidos modificados y profesora en la universidad de medicina de Georgetown, lo explica así: “Cada célula es un pequeño hogar de conciencia. Una entrada de un neuropéptido en una célula equivale a una descarga de bioquímicos que pueden llegar a modificar el núcleo de la célula”.

Nuestro cerebro crea estos neuropéptidos y nuestras células son las que se acostumbran a “recibir” cada una de las emociones: ira, angustia, alegría, envidia, generosidad, pesimismo, optimismo. Al acostumbrarse a ellas, se crean hábitos de pensamiento. A través de los millones de terminaciones sinápticas, nuestro cerebro está continuamente recreándose; un pensamiento o emoción crea una nueva conexión, que se refuerza cuando pensamos o sentimos “algo” en repetidas ocasiones. Así es como una persona asocia una determinada situación con una emoción: una mala experiencia en un ascensor, como quedarse encerrado, puede hacer que el objeto “ascensor” se asocie al temor a quedarse encerrado.

Si no se interrumpe esa asociación, nuestro cerebro podría relacionar ese pensamiento-objeto con esa emoción y reforzar esa conexión, conocida en el ámbito de la psicología como “fobia” o “miedo”.

Todos los hábitos y adicciones operan con la misma mecánica. Un miedo (a no dormir, a hablar en público, a enamorarse) puede hacer que recurramos a una pastilla, una droga o un tipo de pensamiento nocivo. El objetivo inconsciente es “engañar” a nuestras células con otra emoción diferente, generalmente, algo que nos excite, “distrayéndonos” del miedo. De esta manera, cada vez que volvamos a esa situación, el miedo nos conectará, inevitablemente, con la “solución”, es decir, con la adicción. Detrás de cada adicción (drogas, personas, bebida, juego, sexo, televisión) hay pues un miedo insertado en la memoria celular.

La buena noticia es que, en cuanto rompemos ese círculo vicioso, en cuanto quebramos esa conexión, el cerebro crea otro puente entre neuronas que es el “pasaje a la liberación”. Porque, como ha demostrado el Instituto Tecnológico de Massachusetts en sus investigaciones con lamas budistas en estado de meditación, nuestro cerebro está permanentemente rehaciéndose, incluso, en la ancianidad. Por ello, se puede desaprender y reaprender nuevas formas de vivir las emociones.

Mente creadora

Los experimentos en el campo de las partículas elementales han llevado a los científicos a reconocer que la mente es capaz de crear. En palabras de Amit Goswani, profesor de física en la universidad de Oregón, el comportamiento de las macropartículas cambia dependiendo de lo que hace el observador: “cuando el observador mira, se comporta como una onda, cuando no lo hace, como una partícula”. Ello quiere decir que las expectativas del observador influyen en la Realidad de los laboratorios y cada uno de nosotros está compuesto de millones de estas macropartículas o átomos.

Traducido al ámbito de la vida diaria, esto nos llevaría a que nuestra Realidad es, hasta cierto punto, producto de nuestras propias expectativas. Si una partícula (la mínima parte de materia que nos compone) puede comportarse como materia o como onda ¿podríamos nosotros hacer lo mismo?

La realidad molecular

Los sorprendentes experimentos del científico japonés Masaru Emoto con las moléculas de agua han abierto una increíble puerta a la posibilidad de que nuestra mente sea capaz de crear la Realidad. “Armado” de un potente microscopio electrónico con una diminuta cámara, Emoto fotografió las moléculas procedentes de aguas contaminadas y de manantial. Las metió en una cámara frigorífica para que se helaran y así, consiguió fotografiarlas. Lo que encontró fue que las aguas puras creaban cristales de una belleza inconmensurable, mientras que las sucias, sólo provocaban caos. Más tarde, procedió a colocar palabras como “Amor” o “Te odio”, encontrando un efecto similar: el amor provocaba formas moleculares bellas mientras que el odio, generaba caos.

Por último, probó a colocar música relajante, música folk y música thrash metal, con el resultado del caos que se pudieron ver en las fotografías.
La explicación biológica a este fenómeno es que los átomos que componen las moléculas (en este caso, los dos pequeños de Hidrógeno y uno grande de Oxígeno) se pueden ordenar de diferentes maneras: armoniosa o caóticamente.

Si tenemos en cuenta que el 80% de nuestro cuerpo es agua, entenderemos cómo nuestras emociones, nuestras palabras y hasta la música que escuchamos, influyen en que nuestra realidad sea más o menos armoniosa.
Nuestra estructura interna está constantemente reaccionando a todos los estímulos exteriores, reorganizando los átomos de las moléculas.

El valioso vacío atómico

Aunque ya los filósofos griegos especularon con su existencia, el átomo es una realidad científica desde principios de siglo XX. La física atómica dio paso a la teoría de la relatividad y de ahí, a la física cuántica. En las escuelas de todo el mundo se enseña hoy día que el átomo está compuesto de partículas de signo positivo (protones) y neutras (neutrones) en su núcleo y de signo negativo (electrones) girando a su alrededor. Su organización recuerda extraordinariamente a la del Universo, unos electrones (planetas) girando alrededor de un sol o núcleo (protones y neutrones). Lo que la mayoría desconocíamos es que la materia de la que se componen los átomos es prácticamente inexistente.

En palabras de William Tyler, profesor emérito de ingeniería y ciencia de la materia en la universidad de Stanford, “la materia no es estática y predecible. Dentro de los átomos y moléculas, las partículas ocupan un lugar insignificante: el resto es vacío”.

En otras palabras, que el átomo no es una realidad terminada sino mucho más maleable de lo que pensábamos. El físico Amit Goswani es rotundo: “Heinsenberg, el codescubridor de la mecánica cuántica, fue muy claro al respecto; los átomos no son cosas, son TENDENCIAS. Así que, en lugar de pensar en átomos como cosas, tienes que pensar en posibilidades, posibilidades de la consciencia. La física cuántica solo calcula posibilidades, así que la pregunta viene rápidamente a nuestras mentes, ¿quién elige de entre esas posibilidades para que se produzca mi experiencia actual? La respuesta de la física cuántica es rotunda: La conciencia está envuelta, el observador no puede ser ignorado”.

¿Distintas realidades?

El ya famoso experimento con la molécula de fullerano del doctor Anton Zeillinger, en la Universidad de Viena, testificó que los átomos de la molécula de fullerano (estructura atómica que tiene 60 átomos de carbón) eran capaces de pasar por dos agujeros simultáneamente. Este experimento “de ciencia ficción” se realiza hoy día con normalidad en laboratorios de todo el mundo con partículas que han llegado a ser fotografiadas.

La realidad de la bilocación, es decir, que “algo” pueda estar en dos lugares al mismo tiempo, es algo ya de dominio público, al menos en el ámbito de la ciencia más innovadora. Jeffrey Satinover, ex presidente de la fundación Jung de la universidad de Harvard y autor de libros como “El cerebro cuántico” y “El ser vacío”, lo explica así: “ahora mismo, puedes ver en numerosos laboratorios de Estados Unidos, objetos suficientemente grandes para el ojo humano, que están en dos lugares al mismo tiempo, e incluso se les puede sacar fotografías. Yo creo que mucha gente pensará que los científicos nos hemos vuelto locos, pero la realidad es así, y es algo que todavía no podemos explicar”.

Quizás porque algunos piensen que la gente “de a pie” no va a comprender estos experimentos, los científicos todavía no han conseguido alertar a la población de las magníficas implicaciones que eso conlleva para nuestras vidas, aunque las teorías añejas sí forman parte ya del dominio de la ciencia divulgativa.

Seguramente la teoría de los universos paralelos, origen de la “superposición cuántica”, es la que ha conseguido llegar mejor al gran público. Lo que viene a decir es que la Realidad es un número “n” de ondas que conviven en el espacio-tiempo como posibilidades, hasta que una se convierte en realidad.

Los descubrimientos de la física cuántica vienen siendo experimentados por seres humanos desde hace milenios, concretamente, en el ámbito de la espiritualidad. Según el investigador de los manuscritos del Mar Muerto, Greg Braden, los antiguos esenios (la comunidad espiritual a la que, dicen, perteneció Jesucristo) tenían una manera de orar muy diferente a la actual. En su libro “El efecto Isaías, descodificando la perdida ciencia de la oración y la plegaria”, Braden asegura que la manera de rezar era muy diferente a la que los cristianos adoptarían.
En lugar de pedir a Dios “algo”, los esenios visualizaban que aquello que pedían ya se había cumplido, una técnica calcada de la que hoy se utiliza en el deporte de alta competición, sin ir más lejos.

Seguramente, muchos han visto en los campeonatos de atletismo cómo los saltadores de altura o pértiga realizan ejercicios de simulación del salto: interiormente se visualizan a sí mismos, ni más ni menos que realizando la proeza. Esta técnica procede del ámbito de la psicología deportiva, que ha desarrollado técnicas a su vez recogidas del acervo de las filosofías orientales.

La moderna Programación Neurolingüística, usada en el ámbito de la publicidad, las relaciones públicas y de la empresa en general, coincide en recurrir al tiempo presente y a la afirmación como vehículo para la consecución de los logros. La palabra sería un paso más adelante en la creación de la Realidad,
La búsqueda científica del alma
En las últimas décadas, los experimentos en el campo de la neurología han ido encaminados a encontrar donde reside la conciencia. Fred Alan Wolf, doctor en física por la universidad UCLA, filósofo, conferencista y escritor lo explica así en su obra “¿Y tú qué sabes? “Los científicos hemos tratado de encontrar al observador, de encontrar la respuesta a quién está al mando del cerebro sí, hemos ido a cada uno de los escondrijos del cerebro a encontrar el observador y no lo hemos hallado; no hemos encontrado a nadie dentro del cerebro, nadie en las regiones corticales del cerebro pero todos tenemos esa sensación de ser el observador”. En palabras de este científico, las puertas para la existencia del alma están abiertas de par en par: “Sabemos lo que el observador hace pero no sabemos quién o qué cosa es el observador”.

Hoy, recuperadas por la física cuántica, muchas de estas afirmaciones eran conocidas en la Antigüedad, como en el caso del “Catecismo de la química superior”, de Karl von Eckartshausen.

Nuestro cerebro: un ordenador que procesa información

A cada segundo, en una vida como la moderna llena de estímulos: nos bombardean enormes cantidades de información. El cerebro solo procesa una mínima cantidad de ella: 400 mil millones de bits de información por segundo. Los estudios científicos han demostrado que sólo somos conscientes de una cantidad muy pequeña de esos bits, referidos al medio ambiente, el tiempo y nuestro cuerpo. Así pues, lo que consideramos la Realidad, es decir, aquello que vivimos, es sólo una mínima parte de lo que en realidad está ocurriendo. ¿Cómo se filtra toda esa información?
A través de nuestras creencias: El modelo de lo que creemos acerca del mundo, se construye desde lo que sentimos en nuestro interior y de nuestras ideas. Cada información que recibimos del exterior se procesa desde las experiencias que hemos tenido y nuestra respuesta emocional procede de estas memorias. Por eso, los malos recuerdos nos impulsan a caer en los mismos errores.

Cómo romper con esos malos hábitos del pensamiento

El cerebro crea esas redes a partir de la memoria: ideas, sentimientos, emociones. Cada asociación de ideas o hechos, incuba un pensamiento o recuerdo en forma de conexión neuronal, que desemboca en recuerdos por medio de la memoria asociativa. A una sensación o emoción similar, reaparecerá ese recuerdo en forma de idea o pensamiento. Hay gente que conecta “amor” con “decepción” o “engaño”, así que cuando vaya a sentir amor, la red neuronal conectará con la emoción correspondiente a cómo se sintió la última vez que lo sintió: ira, dolor, rabia, etc. Según Joe Dispenza “si practicamos una determinada respuesta emocional, esa conexión sináptica se refuerza y se refuerza. Cuando aprendemos a “observar” nuestras reacciones y no actuamos de manera automática, ese modelo se rompe”. Así pues, aprender a “ver” esas asociaciones es la mejor manera de evitar que se repitan: la llave es la consciencia.

La mecánica de la erección

La mejor metáfora del pensamiento creador es el miembro masculino. Una sola fantasía sexual, es decir, un pensamiento erótico, es capaz de producir una erección, con toda la variedad de glándulas endocrinas y hormonas que participan en ello. Nada hay fuera de la mente del hombre pero, sin embargo, se produce un torbellino hormonal que desemboca en un hecho físico palpable. En el lado femenino, también el poder del pensamiento asociado al erotismo se convierte a menudo en hechos físicos, demostrando la capacidad del pensamiento para crear situaciones placenteras o adictivas. Los más firmes defensores del poder de la mente llegan a proponer que se puede obtener a través de ella casi todo lo que deseamos